19 organizaciones denuncian las pésimas condiciones de los solicitantes de asilo en Grecia

martes, 24 de octubre de 2017 10:31

El primer ministro Alexis Tsipras debe poner fin a la "política de contención" del gobierno griego de confinar a los solicitantes de asilo en las islas del Egeo, según piden 19 organizaciones de derechos humanos y ayuda humanitaria en una carta abierta publicada hoy.

Ante la llegada del invierno, la carta denuncia que miles de personas, incluidos niños muy pequeños, mujeres solteras o embarazadas y personas con discapacidades físicas, están atrapadas en condiciones pésimas. Forzar a los solicitantes de asilo a permanecer en condiciones que violan sus derechos y dañan su bienestar, salud y dignidad, no puede justificarse con la implementación del acuerdo entre la UE y Turquía, según las organizaciones.

Desde la implementación de la Declaración UE-Turquía en marzo de 2016, las islas griegas de Lesbos, Quíos, Samos, Kos y Leros se han convertido en lugares de confinamiento indefinido. Miles de mujeres, hombres y niños están atrapados en condiciones deplorables y volátiles, y a muchos se les ha negado el acceso a procedimientos de asilo adecuados. Solicitantes de asilo que llegaron a las islas en los primeros días de la implementación del Acuerdo UE-Turquía llevan allí casi 19 meses.

El reciente aumento en la llegada de hombres, mujeres y niños ha incrementado la presión sobre los ya superpoblados centros de recepción e identificación, conocidos como hotspots. Las llegadas actuales siguen siendo comparativamente bastante bajas y deberían ser manejables para Grecia y, en un marco más amplio, para la UE, pero incluyen una cantidad significativa de mujeres y niños.

La situación es particularmente crítica en Samos y Lesbos, donde más de 8,300 solicitantes de asilo y migrantes viven en instalaciones destinadas solo a 3.000. El reciente anuncio de que en las próximas semanas 2.000 solicitantes de asilo serán trasladados de las dos islas al continente es un avance positivo, dado que se trata de una medida de descongestión de emergencia. Pero no es suficiente para aliviar el hacinamiento de las instalaciones y no aborda de manera sostenible los problemas sistémicos en el origen de esta situación de emergencia, en concreto la política de contención.

Al aproximarse el tercer invierno desde que comenzaron las llegadas a gran escala a las islas, es evidente que las autoridades griegas no pueden satisfacer las necesidades básicas y proteger los derechos de los solicitantes de asilo mientras permanecen en las islas. La aplicación de la declaración UE-Turquía ha sido citada por funcionarios de la UE y Grecia como una justificación para la política de contención.

Pero obligar a los solicitantes de asilo a permanecer en condiciones que violan sus derechos y son dañinos para su bienestar, salud y dignidad, no puede justificarse, según la carta de las organizaciones.

Las organizaciones instan al primer ministro Tsipras a proteger los derechos humanos de los solicitantes de asilo atrapados en las islas poniendo fin a la política de contención. Deben ser transferidos al continente para que puedan recibir alojamiento y servicios adecuados para satisfacer sus necesidades y garantizar que sus solicitudes de asilo sean atendidas con justicia.

Citas de los grupos firmantes:

Nicola Bay, jefe de misión de Oxfam en Grecia: "Europa se niega a ofrecer condiciones humanas de acogida y dignidad a las personas necesitadas que llegan a nuestras costas. Las autoridades griegas y de la UE deberían transferir de inmediato inmigrantes a la Grecia continental en lugar de dejarlos atrapados en condiciones deplorables en las islas griegas".

Eva Cossé, investigadora de Grecia en Human Rights Watch:  "Grecia debería poner fin a su cruel política de atrapar a los solicitantes de asilo en las islas. La gente no debería verse obligada a sufrir otro invierno en tiendas sin calefacción y sin servicios adecuados".

Jana Frey, directora del país del Comité Internacional de Rescate: "La política de contención está poniendo en riesgo la vida de las personas que buscan refugio en Europa. Si bien acogemos con satisfacción el anuncio del gobierno de trasladar a 2.000 personas de Lesbos y Samos fuera de las islas en los próximos días como una medida de emergencia, esto sólo puede verse como un primer paso. Se debe hacer mucho más para mejorar las condiciones en las islas y desplazar a los más vulnerables al continente, a fin de garantizar que no haya pérdida de vidas este invierno".

Irem Arf, investigador de migración de Amnistía Internacional: "El acuerdo entre la UE y Turquía ya no debe utilizarse como pretexto para mantener a los solicitantes de asilo en condiciones inhumanas en las islas griegas. Es imperativo que el gobierno griego mueva urgentemente a la gente a la Grecia continental".

Spyros Rizakos, director de Aitima: "La política de implementación de la Declaración UE-Turquía ha violado los derechos de los solicitantes de asilo en virtud del derecho internacional y ha contribuido a alterar la cohesión social en las islas griegas afectadas. Ya es hora de que la UE y las autoridades griegas abandonen esta política".

Gianmaria Pinto, directora de país del Consejo Noruego para los Refugiados: "Hacer de estas islas griegas un gran centro de detención no interesa a nadie. Todos sabemos lo que se necesita, incluido el gobierno: proporcionar a las personas vulnerables atrapadas en las islas un alojamiento digno y unos servicios adecuados sin pasar por alto la asistencia legal ".