Conclusion del XXVII Encuentro Regional de Familias

lunes, 29 de mayo de 2017 14:29


"Las familias tenemos que reivindicar nuestros derechos"

"Hoy estamos bien, pero el mañana lo vemos con incertidumbre",  "Nos gustaría disfrutar de una mejor aceptación social" o "Las familias requerimos información comprensible y comprometida" fueron algunas de las conclusiones del Encuentro Regional de Familias de Plena inclusión Castilla y Leónque se celebró el pasado sábado en Ávila en el que participaron 150 personas de 19 asociaciones.


El Encuentro comenzó con una breve bienvenida del presidente de la Federación, Juan Pérez, acompañado de numerosos miembros de la Junta Directiva, que destacó "la importancia de la familias y la necesidad de escuchar sus opiniones porque sólo así se puede avanzar". En esta línea de participación, Luis Merino, padre de un joven con discapacidad intelectual con grandes necesidades de apoyo, tomó la palabra para leer una carta de su hijo Javier quién hizo un repaso de los apoyos que necesita en su día a día y cómo muchas veces tiene que renunciar a cosas tan fáciles  como salir a tomar algo o tener unas vacaciones.


El Encuentro transcurrió con un monográfico sobre "El sobreesfuerzo de las familias" con una breve presentación y una mesa redonda con la participación de familiares y profesionales que concretaron ese "sobreesfuerzo" en su día a día y cómo poder subsanarlo. Esta mesa fue muy dinámica tanto por los participantes de la mesa, Dalmacio Meléndez, Elena Mellado y Rodrigo Rodriguez, familiares de Asprodes, Fundación Personas y Centro San Juan de Dios, respectivamente; y Isabel Fuentes y Teresa González, profesionales los grupos de trabajo de familias de la Federación, así como por el público que compartió, discrepó y enriqueció con aportaciones personales o de su entidad dando diferentes puntos de vista sobre ese sobreesfuerzo (unos opinaban que es más personal, otros que es más económico, otros que es constante a lo largo de la vida... ).


Este debate continuó en grupos reducidos con talleres que abordaban estas temáticas del sobreesfuerzo (personal, social y económico-laboral), con el fin de buscar en pequeñas soluciones para aliviar este esfuerzo. El denominador común del taller de esfuerzo personal fue la necesidad de más información clara y útil. En el ámbito más social se demanda un mayor reconocimiento a esta situación por parte de la Administración y finalmente, para el económico, un mayor apoyo por parte de las administraciones. Y en todos ellos la palabra más repetida fue necesitamos tranquilidad.


La tarde se centró en la presentación del proyecto Todos somos todos en el que Plena inclusión centra este año gran parte de sus actividades con el fin de visibilizar a las personas con más necesidades de apoyo. Concretamente este mes de junio se harán diferentes jornadas y talleres para profundizar en este ámbito


La jornada finalizó con la lectura de las conclusiones a cargo una hermana de Asesca, María Teresa Moreno quién finalizó diciendo que "Las familias somos el pilar del movimiento asociativo, y tenemos que recuperar la ilusión y energía para reivindicar nuestros derechos como familiares de personas con discapacidad intelectual".