La edad media de inicio al consumo de alcohol y tabaco se retrasa por primera vez hasta los 14 años

lunes, 19 de marzo de 2018 14:34

•Desciende el consumo de alcohol en todos los indicadores temporales yen los patrones de consumo de riesgo

•El consumo de cannabis en los últimos 12 meses aumenta, si biendisminuye levemente el consumo reciente (últimos 30 días)

•El consumo de cocaína en el último mes alcanza mínimos históricos del1% de los encuestados (3,8% en 2004)

• Se incrementa el uso compulsivo de internet hasta el 21%, un 4,6% másque en la anterior edición de ESTUDES

• Desciende del 9,8% al 6,4% el porcentaje de estudiantes que juega dinero en internet


El Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobreDrogas, Francisco Babín, ha presentado esta tarde la XII edición de laEncuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España(ESTUDES 2016-2017), durante la celebración de las XLV JornadasNacionales de Socidrogalcohol en Toledo. La encuesta se realiza a estudiantesentre 14 y 18 años. El dato más significativo que ha proporcionado esta últimaedición de ESTUDES es que la edad media de inicio al consumo de alcohol seretrasa por primera vez a los 14 años, cuando el primer contacto con el alcoholsegún la primera edición de ESTUDES (1994) era a los 13,5 años por términomedio.

También por primera vez, la edad media de inicio al consumo de tabaco seretarda hasta los 14 años (14,1 años, concretamente), lo que supone un retrasoprogresivo de un año en el primer contacto con esta sustancia, que en 2006 sesituaba en los 13,1 años. Esta tendencia positiva varía en el caso de loshipnosedantes (con o sin receta), cuya edad de inicio en el consumo ha caído ligeramente hasta los 13,7 años, continuando así el descenso iniciado en 2012.El consumo de cannabis comienza, por término medio, a los 14,8 años; el decocaína y anfetaminas a los 15,1 años y el de éxtasis a los 15,2 (todo elloreferido a aquellos adolescentes que comienzan a consumir en las edadesincluidas en la encuesta).

De manera global, los datos de ESTUDES 2016-2017 confirman que las drogasconsumidas por un mayor porcentaje de estudiantes, en los últimos docemeses, siguen siendo las de lícito comercio entre mayores de edad. En primerlugar, el alcohol (75,6%) y en segundo lugar el tabaco (34,7%). El cannabis sesitúa en tercer lugar -primera droga ilegal- con una prevalencia (proporción depoblación que lo consume) del 26,3%, seguido de los hipnosedantes (con y sinreceta), que alcanzan el 11,6%.

El resto de drogas tienen unas prevalencias más reducidas. Las nuevassustancias psicoactivas alcanzan el 3,1%; la cocaína se queda en un 2,5%; eléxtasis en un 1,6%; las anfetaminas en un 1,2% y el resto de las sustanciasestudiadas (más de 20) se sitúan en el 1% o por debajo.

El consumo de todas las drogas ilegales está más extendido entre los hombresque entre las mujeres, si bien con las drogas de lícito comercio -alcohol, tabacoo hipnosedantes- sucede lo contrario.

En cuanto a la percepción del riesgo, el alcohol es la sustancia que se percibecomo menos peligrosa, con una notable diferencia frente a todas las demás.Tan solo el 56,1% atribuye muchos o bastantes problemas al consumo de 5 ó 6unidades de bebidas alcohólicas (cañas/copas) en el fin de semana. Persiste laconsideración del tabaco como más peligroso que el cannabis, iniciada en2010.

Cuando se pregunta si el consumo de una sustancia una vez por semana omás frecuentemente puede producir muchos o bastantes problemas, seobserva que disminuye la percepción de riesgo de los hipnosedantes respectoa la anterior edición de ESTUDES. Esta clase de riesgo es más percibido pormujeres que por hombres para todas las sustancias.

En cuanto a la disponibilidad percibida, se confirma la tendencia descendenteiniciada en 2010 para todas las drogas, excepto alcohol y cocaína. En el casodel alcohol y del tabaco, 9 de cada 10 estudiantes no aprecia ninguna dificultadpara conseguirlos. La droga ilegal que se percibe como más disponible es elcannabis: el 65,9% opina que es fácil o muy fácil adquirirlo.

Si se analiza el consumo de drogas entre los 14 y 18 años en relación con elocio, se aprecia que el consumo, tanto de sustancias de lícito comercio comoilegales, se incrementa al aumentar la frecuencia de salidas nocturnas y alretrasar el horario de regreso a casa. La prevalencia de consumo de algunadroga de lícito comercio (alcohol, tabaco o hipnosedantes) supera el 90% paralos estudiantes que llegan a casa de las 2 de la mañana en adelante.

Desde 2012, desciende el porcentaje de estudiantes que apoya la legalizaciónde las drogas. Aun así, el 55,1% (59,9 en 2014) está favor de legalizar elcannabis y el 38% (40,6 en 2014) de legalizar todas las drogas.

DATOS MÁS SIGNIFICATIVOS POR SUSTANCIAS

Alcohol

Continúa la tendencia a la baja del consumo de alcohol iniciada en 2012,aunque la prevalencia sigue siendo muy elevada. ESTUDES 2016-2017muestra que el 76,9% de los estudiantes de entre 14 y 18 años ha probadoalguna vez en la vida el alcohol (78,9% en 2014). El 75,6% ha consumido en elúltimo año (76,8% en 2014) y el 67% lo ha hecho en el último mes (68,2% en2014). Los datos por edades permiten observar, en todos los indicadores, queesta disminución proviene del segmento más joven, el de 14 años.

Junto con este descenso en la proporción de bebedores de alcohol, en estaedición de ESTUDES también destaca que -por primera vez desde el inicio dela serie en 1994- se retrasa la edad media de inicio en el consumo de alcoholhasta los 14 años. En 1994 la edad media de inicio era de 13 años y medio.

Desciende el consumo en atracón y las borracheras. El 31,7% de los escolaresha consumido alcohol en forma de atracón (binge drinking)1 en los últimos 30días (32,2% en 2014). Se sigue constatando que este patrón de consumoaumenta con la edad y lo practica un porcentaje superior de chicas que dechicos a los 14 y 15 años. Aproximadamente la mitad (47,3%) de losestudiantes que bebieron alcohol en el último mes realizaron binge drinking enese periodo.

Se ratifica el descenso de las borracheras iniciado en 2010. El 21,8% de losestudiantes de secundarias se ha emborrachado en el último mes (22,2% en2014; 35,6% en 2010). También se constata mayor porcentaje de borracherasen las chicas que en los chicos. Esta diferencia es especialmente relevante alos 14 años, edad en la que el indicador resulta casi 3 puntos superior entreellas. Así, entre estudiantes de 14 años el 9,2% de las chicas admite haberseemborrachado en los últimos 30 días, mientras que la cifra entre los chicos desu misma edad es del 6,5%.

El grupo de edad entre 14 y 17 años, a los que la ley prohíbe venderles ofacilitarles alcohol, afirma que lo consiguen ellos mismos en el 34,9% de loscasos.

Tabaco

El tabaco es la segunda droga más extendida entre los estudiantes de 14 a 18años tras el alcohol. El 34,7% (31,4 en 2014) de los alumnos ha fumado tabacoen el último año. El consumo diario se sitúa en el 8,8% (8,9% en 2014), ciframínima de la serie histórica de ESTUDES. En 2004, el 21,5% de este sector dela población fumaba a diario.

Por término medio, el primer consumo de tabaco se produce a los 14,1 años;por primera vez a lo largo de toda la serie histórica de ESTUDES se supera lafrontera de los 14 años. La adquisición del hábito de fumar diariamente, igualque ocurría en 2014, comienza a los 14,6 años de media, apenas medio añodespués de haberlo probado por primera vez.

Sigue descendiendo el porcentaje de estudiantes que vive en hogares dondese fuma a diario: en 1994 este dato se elevaba al 68,2% y en esta edición sesitúa en el 47,8% (49,7% en 2014).

El 20,1% de los alumnos ha utilizado cigarrillos electrónicos alguna vez en suvida, observándose una mayor extensión entre los chicos. Entre los queadmiten haber vapeado en alguna ocasión, el 52,6% utilizó cartuchos sinnicotina, el 22,4% con nicotina y el 24,9% admitieron haber utilizado ambostipos. La proporción de usuarios de cigarrillos electrónicos esconsiderablemente más alta ente los que fuman tabaco a diario que entre losque no lo hacen.



Cannabis

El cannabis continúa siendo la droga ilegal consumida por un mayor porcentajede alumnos. En esta edición de ESTUDES se registra un repunte en elconsumo de cannabis, levemente al alza para los indicadores de alguna vez enla vida y del último año. No ocurre así con el consumo en el último mes, quebaja ligeramente.

Así, el 31,1% (29,1% en 2014) lo ha probado alguna vez en su vida, el 26,3%(25,4% en 2014) en el último año y el 18,3% (18,6% en 2014) en el último mes.El porcentaje de consumidores problemáticos de cannabis -comenzado a mediren 2006 mediante la escala CAST2- entre la población de 14 a 18 años queconsume cannabis es del 13,3% (13,8 en 2014). Continúa la tendenciadescendente desde el máximo de 16,1% registrado en 2012.

La prevalencia de consumo problemático es superior entre los varones yaumenta a medida que lo hace la edad. Este grupo fuma más porros al día (5,4frente al 3,4 del resto de consumidores) y registra consumos intensivos dealcohol y tabaco mucho mayores que la media de los estudiantes.

En términos históricos, la prevalencia de consumo de cannabis siguió unatendencia creciente desde 1994 hasta 2004, cuando alcanzó su máximo nivel yel 42,7% reconocía haber consumido en alguna ocasión. A partir de aquel año,el porcentaje de consumo comenzó una tendencia descendente, matizada porlos datos de las dos últimas encuestas.

Una novedad en esta edición de ESTUDES es que, por primera vez, se hapreguntado a los estudiantes sobre su disposición al consumo de cannabis en el hipotético caso de que esta sustancia fuese de comercio legal. Entre los noconsumidores, el 12,5% reconoce que, en ese caso, lo probaría.

Hipnosedantes

La prevalencia del consumo de hipnosedantes, con o sin receta, sube respectoa la última encuesta para el consumo en los últimos 12 meses (11,6% frente a10,8% en 2014), si bien desciende en el indicador de consumo en el último mes(5,9% frente a 6,2% en 2014).

El consumo de hipnosedantes sigue siendo predominantemente femenino. Elporcentaje de mujeres que los ha consumido en el último año es de 14,4%frente al 8,8% de los hombres. Las diferencias aumentan con la edad.

El 5,4% de los alumnos admite que, en el último año, ha tomado hipnosedantessin que se los haya recetado un médico (5,3% en 2014), lo que supone unaestabilización respecto a la encuesta anterior. La prevalencia del consumo sinprescripción médica comenzó a crecer a partir de 2002 y alcanzó el valor máselevado en 2010 (10,4%). A partir de 2010 se registró un cambio de tendenciahasta 2014.

Cocaína

Desciende la prevalencia de consumo en todos los indicadores temporales. Sealcanza el mínimo histórico en la proporción de estudiantes de 14 a 18 añosque ha consumido cocaína (polvo y/o base) en el último mes (1%). Esta cifrallegó a ser el 3,8% en 2004.

La edad media del primer consumo es de 15,1 años. En cuanto al género, loshombres consumen en mayor proporción que las mujeres en todos los gruposde edad.

Éxtasis, anfetaminas y metanfetaminas

Aumentan las prevalencias de consumo para las 3 sustancias respecto a 2014,aunque las cifras son bajas y siguen muy lejos de los máximos que seregistraron a principios de siglo.

El 2,3% de los estudiantes de 14 a 18 años ha tomado éxtasis alguna vez ensu vida, el 1,6% en el último año y el 0,6% en el último mes. En el caso de lasanfetaminas, el 1,7% alguna vez en la vida, el 1,2% en el último año y el 0,5%en el último mes. Y para la metanfetamina, los datos señalan el 1,4% algunavez en la vida, el 1% en el último año y el 0,4% en el último mes.

Heroína

El porcentaje de quienes han probado la heroína entre los estudiantes de 14 a18 años se sitúa por debajo del 1%. Desde 1994 ninguna medición hasuperado esta cifra. La edad media de inicio de consumo en 2016 es de 14años, igual a la registrada en 2014.

Nuevas sustancias psicoactivas (NSPs)

El 4,5% de los alumnos (4,7% de los chicos y 4,3% de las chicas) reconocehaber consumido sustancias de este tipo alguna vez en la vida y el 3,1% en losúltimos 12 meses. Esto supone un leve aumento con respecto al 2014, cuandoel 4% de los estudiantes había consumido alguna vez en la vida y el 2,8% en elúltimo año.

La mayoría de los consumidores de NSPs en los últimos doce meses sonchicos (53,8%). Todas las prevalencias de NSPs son inferiores al 1% para elindicador “alguna vez en la vida”: spice 0,9%, ketamina 0,6%, mefedrona 0,5%y salvia 0,6%.

Se observa un amplio desconocimiento acerca de este tipo de drogas: pocomás de la mitad de los estudiantes (53,7%) manifiesta haber oído hablar deellas. La obtención de estas sustancias es mayoritariamente a través deamigos (53,7%), camellos (34,5%) y en fiestas (27,3%); internet es un canal deacceso mucho menos relevante (5,3%).

Internet

El uso compulsivo de internet ha crecido hasta el 21% entre los estudiantes de14 a 18 años3. Esto supone un 4,6% más que en la anterior edición deESTUDES. Se advierte una mayor prevalencia entre las chicas (23,8%) queentre los chicos (18,3%). A los 16 años es cuando se presentan las cifras másaltas en el uso compulsivo de internet (22,3%).

Juego de dinero

El 6,4% de los estudiantes de 14 a 18 años ha jugado dinero en internet algunavez en el último año (9,8% en 2014), con una diferencia significativa en funcióndel género: 10,2% entre los chicos y 2,5% entre las chicas. El 13,6% de losentrevistados ha jugado dinero fuera de internet en los 12 meses anteriores a laencuesta. Se observa el mismo patrón de género: 21,6% en el caso de loschicos y 5,4% en el de las chicas.