Escaladores de Greenpeace despliegan una pancarta en la fachada de Carrefour para denunciar el sobreenvasado de plásticos en los supermercados

martes, 24 de abril de 2018 12:33

  • En el día mundial de La Tierra la asociación ecologista pone el foco en la crisis medioambiental del plástico, un material que está ahogando el planeta y cuya producción y uso masivo está resultando ingestionable
  • Cada año, más de 12 millones de toneladas de plástico llegan al mar y el 80%procede de la tierra 
  • Con esta acción, Greenpeace demanda un compromiso al sector de los supermercados para que elimine los plásticos de un solo uso de sus tiendas


Activistas de Greenpeace han desplegado hoy dos grandes pancartas en el supermercado Carrefour del Centro Comercial La Gavia, de Madrid, para denunciar el uso masivo e innecesario de plásticos de un solo uso con los que los establecimientos alimenticios cubren sus productos, especialmente las frutas y verduras. 

Las pancartas, una de ellas de más de 140 metros cuadrados, recogen la imagen de nuestro planeta, colocado sobre una bandeja de poliespan y cubierto con un film y en ellas se puede leer el mensaje “La única capa que la Tierra no necesita. #NoPlastic”. Una de las pancartas está situada en la fachada del supermercado y la otra en un soporte publicitario de más de 30 metros de alto situado en el recinto del centro comercial. 

El objetivo de la actividad es denunciar la enorme cantidad de plásticos de un solo uso innecesarios y en ocasiones hasta ridículos que llenan nuestros carros de la compra y que acaban contaminando los océanos. Cada año, más de 12 millones de toneladas de plástico llegan al mar, de los cuales el 80% procede de fuentes terrestres. Se estima que cada año más de un millón de aves marinas y más de 100.000 mamíferos marinos mueren a causa de los plásticos que se encuentran en los océanos (Programa Medioambiental de Naciones Unidas (UNEP)).

Greenpeace quiere con la acción de hoy que los supermercados se comprometan a eliminar esos plásticos, se hagan responsables del problema y no dejen toda la lucha contra los plásticos en manos de los consumidores y las consumidoras. “En el día mundial de La Tierra denunciamos el uso abusivo que estamos haciendo de los plásticos, envasando de manera ridícula frutas y verduras. Los supermercados son uno de los intermediarios entre la producción y las personas consumidoras, por eso demandamos que eliminen los plásticos de un solo uso y fomenten alternativas de compra sostenible”, ha declarado Alba García, responsable de la campaña de plásticos de Greenpeace. “Carrefour es uno de los distribuidores en España que más productos envasa en plásticos de un solo uso y menos alternativas a granel ofrece”, ha añadido. 

La producción de plásticos sigue aumentando cada año a un ritmo alarmante y solo una pequeña cantidad de lo que se produce se reutiliza o recicla. En 2011, más de 690 mil toneladas de envases de plástico se pusieron en el mercado solo en España, donde se recicla menos de un 35% de esos envases cada año. A nivel mundial, se sabe que tan solo un 9% del plástico total producido hasta la fecha se ha reciclado, el 12% se ha incinerado y el 79% restante ha acabado en vertederos o en el medio ambiente. 

Los plásticos de un solo uso están contaminando el planeta Tierra, y afectando a más de 550 especies de animales marinos, que los ingieren y/o se enredan con ellos, obstaculizando su desarrollo vital, y en algunos casos causando su muerte. Hasta 9 de cada 10 aves marinas, una de cada tres tortugas marinas, y más de la mitad de especies de ballenas y delfines han ingerido plástico en alguna ocasión. 

“Se han fabricado unos 8,3 mil millones de toneladas de plástico desde que su producción empezase sobre 1950, lo que equivale al peso de 47 millones de ballenas azules. Hay cinco billones de fragmentos de plástico en nuestros océanos, suficiente para rodear la Tierra más de 400 veces. Por todo esto Greenpeace demanda en el Día de la Tierra que los supermercados se comprometan con esta lucha y acepten las demandas de eliminar los plásticos de un solo uso” ha comentado García. 

Más de un millón de personas han firmado para que se acabe con los plásticos de un solo uso. Greenpeace demanda a los supermercados y las grandes empresas que dejen de promover solo el reciclaje y de culpabilizar y poner la responsabilidad únicamente en las personas que consumen sus productos. Los supermercados y las grandes empresas deben tomar medidas valientes para dejar de producir y usar plásticos de un solo uso.