Greenpeace aplaude el avance de la Comisión Europea en la lucha contra la contaminación por plásticos

martes, 29 de mayo de 2018 8:24

  •  La propuesta ha sido diseñada para reducir el consumo de plásticos de un solo uso y frenar la contaminación por plástico
  • Esta propuesta incluye la prohibición de ciertos plásticos de un solo uso como las pajitas y los platos o cubiertos de plástico

  • Sin embargo, Greenpeace echa en falta unos objetivos a nivel europeo de reducción al igual que medidas más ambiciosas que incluyan todos lo plásticos de un solo uso

  • Greenpeace demanda a los europarlamentarios que sean consecuentes con la contaminación por plásticos que ahoga nuestros mares y que no debiliten esta propuesta para que se puedan implementar las medidas necesarias correspondientes



Greenpeace celebra la propuesta europea con respecto a la prohibición de ciertos plásticos de un solo uso ya que avanza en la dirección correcta para abordar la problemática que la contaminación por plásticos genera. La propuesta, diseñada para reducir el consumo de plásticos de un solo uso y así frenar todos los problemas medioambientales que estos productos causan, sobre todo en el mar, incluye diversas medidas para abordar este problema.

Esta propuesta, que ahora debe ser valorada por el Parlamento Europeo y el Consejo de ministros de la UE, incluye la prohibición de: pajitas, platos, cubiertos de plástico, bastoncillos de oídos, removedores de líquidos y palitos de plásticos de globos. Además, requiere que se establezcan medidas para reducir de forma significativa el consumo de envases y vasos de bebida. 

Sin embargo, Greenpeace echa en falta unos objetivos a nivel europeo concretos de reducción y prevención. Las recomendaciones son demasiado genéricas a nivel cuantitativo y dejan en manos de cada país la cuestión numérica de cuánto se termina reduciendo. Además, el proceso de revisión que se ha establecido para evaluar esta propuesta es demasiado largo, probablemente de 6 años. 

La organización ecologista pide medidas incluso más ambiciosas que incluya la prohibición de todos los plásticos de un solo uso como los envases de comida y bebida para que se fomente así la búsqueda de alternativas para todos esos objetos. Greenpeace cree que la lista de plásticos de un solo uso prohibidos debería ampliarse con el tiempo, y que fuera un documento vivo con el que poder avanzar para frenar este problema. 

Alba García Rodríguez, responsable de la campaña de plásticos añade “Aunque reconocemos que esta propuesta comienza a impulsar las medidas legales necesarias para que los países miembros las adopten y empiecen a construir un camino hacia el fin de la contaminación por plásticos, nos gustaría ver medidas más ambiciosas“. 

En los próximos meses, el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de la UE discutirán y modificarán esta propuesta legislativa. Desde Greenpeace demandamos a los europarlamentarios que sean consecuentes con la contaminación por plásticos que ahoga nuestros mares y que no debiliten esta propuesta para que se puedan implementar las medidas necesarias correspondientes. Además, Greenpeace espera que España se proponga adoptar las medidas más ambiciosas presentes en esta propuesta, a diferencia de lo que ha ocurrido con el Real Decreto de bolsas, para poder frenar este gran problema ambiental.