Greenpeace celebra la solicitud de cierre de las térmicas de carbón de Naturgy

jueves, 17 de enero de 2019 13:50

Reacción de Greenpeace ante el anuncio de Naturgy del cierre de sus térmicas de carbón
Greenpeace celebra la solicitud de cierre de las térmicas de carbón de Naturgy
  • De las 16 centrales térmicas de carbón que hay en España nueve cerrarán en 2020 y el resto debería hacerlo antes de que termine 2025 
  • Las eléctricas deben involucrarse de forma proactiva en la generación de nuevos empleos sostenibles en las zonas afectadas 
  • Una planificación con fechas de abandono de los combustibles fósiles es esencial para que la transición sea justa y aceptada 
  • El pasado noviembre activistas de Greenpeace pintaron un mural de grandes dimensiones en la central térmica más contaminante de Naturgy, Meirama para reclamar su cierre
  • Antes del inicio de la cumbre internacional del clima las diferentes organizaciones que conforman ‘Un Futuro Sin Carbón’ se movilizaron por toda España, incluyendo todas las comunidades autónomas donde aún hay centrales térmicas de carbón para pedir su cierre



Greenpeace celebra la solicitud de cierre de las tres centrales térmicas de carbón que opera Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa) y demanda que se defina el año 2025 como fecha límite para el cierre de todas las centrales de carbón, puesto que este combustible es el principal responsable del cambio climático en el mundo. 
Sobre la medida, la responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace, Tatiana Nuño, ha declarado: 
“En los últimos años las exigencias ambientales marcadas desde Europa están dando una señal clara hacia la desinversión en carbón y sin embargo la ausencia de planificación y transparencia tanto de las eléctricas como de los gobiernos han hecho perder un tiempo muy valioso para garantizar la creación de nuevos empleos sostenibles”. 
“Es urgente que se defina un plan que incluya las fechas para el abandono de las energías sucias y peligrosas para que la transición energética sea justa, ordenada y conocida por todas las personas”.
“Los anuncios de las eléctricas para el cierre de sus centraleGreenpeace celebra la solicitud de cierre de las térmicas de carbón de Naturgys deben ir acompañados deplanes para contribuir a la transición energética hacia un modelo 100% renovabley para la creación de nuevos empleos sostenibles con enfoque de género en las regiones afectadas”.
La transición energética hacia un modelo 100% renovable, inteligente, eficiente y en manos de las personas es una oportunidad para la generación de miles de nuevos empleos y para la creación de sociedades más justas y sostenibles”, ha declarado concluido Nuño. 
La decisión se produce pocas semanas después de que en noviembre activistas de Greenpeace pintaran una imagen de grandes dimensiones en la torre de refrigeración de la térmica más contaminante de Naturgy, Meirama en A Coruña, una de las que echará el cierre, para reclamar que existen alternativas sostenibles. También las diferentes organizaciones que conforman ‘Un Futuro Sin Carbón’ se movilizaron por toda España, incluidas todas las comunidades autónomas donde aún hay centrales térmicas de carbón para pedir su cierre. Las otras dos plantas que cerrarán son la de La Roba (León) y Narcea, (Asturias).
Greenpeace ha demostrado en su informe “Único sentido” que es posible cerrar el carbón y la nuclear para el año 2025 y espera que la tramitación de las solicitudes de cierre de todas las térmicas se hagan con la mayor brevedad que sea posible.